lucha contra
el terrorismo
Colabora

Las heridas más difíciles de curar

2016-06-14

Esta semana he firmado junto con Fernando Chacón, Decano-Presidente de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COP), un convenio según el cual la AVT financiará 25 becas de formación para que psicólogos colegiados del COP se formen en atención a las víctimas del terrorismo.

Yo soy Presidente de la AVT, pero también soy víctima del terrorismo desde el 9 de septiembre de 1985: con 19 años y mientras veía cumplido mi sueño de ser Guardia Civil como mi padre, pude escapar con vida del atentado del Comando Madrid de ETA en la Plaza República Argentina. Desde ese momento, ayudar a las víctimas, permanecer a su lado en los momentos más difíciles y contribuir a que se haga justicia han sido los objetivos que perseguiré hasta el final.

Siempre comento que, aunque guardo secuelas en mi cuerpo, las heridas psicológicas son las más difíciles de curar. Aún a día de hoy, pasados 31 años, no me encuentro totalmente recuperado de lo que sucedió ese día. Siempre existe esa necesidad de cerrar el círculo, de tratar de asimilar algo que te ha tocado vivir y es completamente injusto. En este sentido, es imprescindible contar con ayuda profesional. Pero no vale cualquiera: es necesario que los psicólogos tengan una formación específica para asistir a las habituales problemáticas de estrés postraumático y trastornos depresivos y de ansiedad, y que los tratamientos aplicados estén basados en otros empíricamente validados, puesto que en caso contrario, estos trastornos pueden llegar a perpetuarse.

Nuestra experiencia en la AVT, donde contamos con psicólogas que tienen una formación prácticamente única en el mundo en atención a víctimas del terrorismo, nos ha demostrado que aplicando los tratamientos adecuados, una gran cantidad de víctimas que presentaban algún desorden a nivel psicológico al inicio del tratamiento, no lo tenían tras haber terminado el mismo. Aunque para decir esto no sólo me baso en datos académicos: ver el cariño que los asociados demuestran hacia nuestras profesionales, los abrazos y el agradecimiento que derrochan hacia ellas en cada acto, actividad o visita a nuestra sede, son suficientes para demostrarme que lo que hacemos es muy importante.

Por eso quiero agradecer al Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid su predisposición para crear juntos este proyecto esencial para mejorar la vida de mucha gente que desgraciadamente ha tenido que sufrir el déficit de profesionales formados en terrorismo que hay en España.

En la AVT nos gusta decir que “donde no lleguen la Justicia y el Estado, ahí estaremos nosotros”, porque aunque nada podrá devolver a las víctimas lo que unos terroristas sanguinarios les arrebataron, nosotros siempre estaremos a su lado.

Alfonso Sánchez
Presidente de la AVT

Asociación Víctimas del Terrorismo - Camino Vinateros, 51 - 28030 Madrid - Tel. 91 594 07 99