lucha contra
el terrorismo
Colabora

Opinión periodística

Gracias a ti

Lorena Gil.    
13-11-2018

Lo recuerdo como si fuera ayer. Hace cuatro años, ahí es nada, un compañero del gremio me dijo: “Lorena, me he emocionado mucho al leer lo que has escrito; no dejes de hacerlo”. Era el relato de una mujer a la que ETA dejó viuda de la noche a la mañana.

El Legado

Gonzalo Araluce.    
13-06-2018

ETA ha sido, es y será. Los terroristas han escenificado su disolución, la extinción de sus siglas, pero aún queda lo más importante: escribir la última página de su legado de terror. La despedida de ETA no debe inducir a error. Es momento de contar, como dijera Antonio Muñoz Molina en 2012, en el sentido aritmético y narrativo. Contar cuántos crímenes, secuestros y extorsiones han cometido. Contar cómo lo hicieron y, ante todo, la dignidad que define a sus víctimas, a las que les debemos cualquier atisbo de libertad que nos acompañe. No dejemos que sean ellos, los asesinos y su entorno, quienes nos arrebaten la victoria de toda una sociedad frente al chantaje.

Jóvenes

Lorenzo Díaz García Campoy.    
09-05-2017

A veces uno se siente ahogado. Ahogado en términos, palabras, voces. Resulta trágicamente sencillo perderse en un laberinto de treguas, desarmes, verificadores, ‘mensajeros de la paz’, de pretendidas equidistancias y focos sesgados que hacen que uno se plantee cosas aparentemente obvias. Nacido en los 90, no habiendo vivido los años de plomo, uno se tiene que nutrir de lo que le cuentan o de lo que ve en diferentes medios de comunicación. Yo no estuve allí.

Aquí no ha pasado nada

Luis Carrasco, Periodista de Europa Press.    
07-02-2017

Le gustaría que llegase el día que al mirarse a un espejo no viese sólo la cara de una persona reducida a ser una víctima. Pero, aún hoy, son los menos los que la comprenden. “No vengas durante una temporada, hasta que las aguas vuelvan a su cauce y haya paz”, le recomiendan. Y Bittori, a la que nunca le ha faltado carácter, traduce aquella petición a su marido el Txato: “Que no se nos vea y, si desaparecemos de la vida pública y ellos consiguen sacar a sus presos de la cárcel,pues eso es la paz y todos tan contentos, aquí no ha pasado nada”.

Contra el blanqueo de la historia

Manuel Marlasca, Jefe de investigación de laSexta.    
02-11-2016

El 14 de julio de 1986 doce guardias civiles murieron asesinados en la plaza de la República Dominicana, en Madrid. Una furgoneta bomba colocada por Antonio Troitiño e Iñaki de Juana Chaos estalló al paso de dos autobuses en los que viajaban setenta guardias jóvenes provocando la mayor matanza de ETA en Madrid. La biología –nací en 1967– y, sobre todo, el azar hicieron que esa mañana de hace 30 años yo estuviese en la plaza en la que se produjo la masacre apenas minutos después de la explosión: el estruendo de la bomba se escuchó desde la redacción de la emisora –situada a unos cientos de metros– y varias llamadas de oyentes alertaron de lo que había ocurrido. Yo acababa de terminar mi primer curso de la carrera, apenas llevaba dos semanas haciendo prácticas en los informativos de la cadena y aquel 14 de julio, gracias a la amabilidad de un vecino que me permitió usar el teléfono de su casa, hice mi primera y, seguramente, peor crónica en directo.

Asociación Víctimas del Terrorismo - Camino Vinateros, 51 - 28030 Madrid - Tel. 91 594 07 99