lucha contra
el terrorismo
Colabora
Intervención de Jorge Mota en las Jornadas de San Sebastián

Intervención de Jorge Mota en las Jornadas de San Sebastián

28-11-2018

Quiero dar las gracias a la Presidenta de la Asociación de Victimas del Terrorismo  Maite Araluce y al Presidente de la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo Miguel Folguera,  por hacerme partícipe de estas Jornadas. Asimismo, agradecer a la Directora de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior Sonia Ramos, a las Autoridades civiles y militares, a las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado y muy especialmente a las Víctimas del Terrorismo, por contar con su presencia.

Quiero desarrollar una duda que me surge respecto de LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN EN LOS COLEGIOS Y LA ENSEÑANZA DE LOS VALORES y es EL DILEMA SOBRE LA CONVENIENCIA U OPORTUNIDAD DE EDUCAR EN VALORES EN EUSKADI.

Este tema es un poco delicado para desarrollarlo aquí, un tema que debiera ser de lo más fácil de realizar, un tema que no debiera de tener ninguna confrontación entre la sociedad, como así ha ocurrido en Madrid, La Rioja y Castilla León, que cuenta desde hace tiempo, con su propio material didáctico para los alumnos de cuarto de ESO y de segundo de Bachillerato,  pero aquí, y me refiero al País Vasco, es un tema que quema, un tema que quema porque así lo requiere la estrategia que se ha emprendido por la mayoría del mundo nacionalista, incluido el institucional.

Ya en el 2015, Arnaldo Otegui dijo:

Socializar el relato con el objetivo de convencer y ganar la batalla del mismo.

Por lo tanto estamos ante una maniobra calculada para difundir su relato.

Siguiendo lo explicado por los historiadores que han estudiado esta difusión interesada de lo ocurrido en Euskadi y en el resto de España con respecto a la actividad de ETA, especialmente quisiera reseñar lo dicho por los historiadores Castells, Molina o Gaizka Soldevilla que de lo que se trata  fundamentalmente es de “socializar su mensaje, que éste alcance la máxima difusión, sin importar su calidad, su solvencia historiográfica o su veracidad.

El asunto que nos incumbe, la educación en valores, no puede abstraerse de la polémica más reciente, de algo que no nos hubiera gustado tratar pero que la actualidad y lo humillante que resulta para las victimas del terrorismo ha venido a modificar tanto el fondo como la forma de esta ponencia. Me refiero a la Unidad Didáctica elaborada por el Gobierno Vasco para explicar o relatar la historia del terrorismo en las aulas vascas, que fue presentada por el Secretario General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández; la Vice Consejera de Educación, Maite Alonso; y la Directora de Gogora, Aintzane Ezenarro, el pasado 11 de octubre bajo el nombre de HERENEGUN, en castellano (ANTES DE AYER).

Esta Unidad Didáctica ha promovido y suscitado un aluvión de críticas y el rechazo unánime, incluido el de su socio de Gobierno el Partido Socialista de Euskadi. (PSE-EE)(PSOE)

Esta Unidad Didáctica, es tan partidista, que el propio Lehendakari Sr. Urkullu, como consecuencia del aluvión de críticas recibidas,  afirmó que se podía mejorar, pidiendo a los Partidos y Asociaciones, que hicieran llegar al Ejecutivo  vasco  sus consideraciones.

Y no es para menos, ya que, tomando las palabras del  escritor y editor D. LUIS HARANBURU ALTUNA que recogían que:

 “Tras la derrota del nacional-socialismo en Alemania,  a KONRAD ADENAUER  (Político alemán, Primer Canciller de la República Federal de Alemania), no se le ocurrió  llevar a las escuelas alemanas a los miembros de las SS o Gestapo para que explicaran a los niños alemanes su percepción de la política o facilitaran la convivencia entre los alemanes.

Tampoco  en la España posfranquista se llamó a  Blas Piñar o Girón de Velasco, para que dieran su visión sobre lo acontecido sobre el franquismo en aras de la reconciliación nacional, pero en el País Vasco somos tan distintos y originales -y permítanme y perdonen el calificativo: tan mezquinos-, que convocamos a terroristas convictos para que expliquen a nuestros hijos y nietos su visión sobre la convivencia entre vascos.

Esta Unidad Didáctica, se impartirá como experiencia piloto en ocho centros educativos, a alumnos de cuarto de la ESO y de segundo de Bachiller, con el objetivo de que estudien la historia de ETA y el contexto sociopolítico vasco entre los años 1960 al 2018.

Plantearía una pregunta retórica: Qué podemos hacer, para que algo básico, pero olvidado selectivamente en Euskadi, como es la vulneración de los derechos fundamentales de las personas durante más de 40 años, pueda ser explicado sin distorsión en las aulas.

En este caso planteo dos opciones:  Entrar en el asunto y emprender debates complejos y diría que visto lo visto imposibles por la distancia, tanto en la forma como en el fondo que hay entre los distintos actores, que no olvidemos uno de estos son las víctimas del terrorismo, y que son los que padecieron la tragedia de la forma más extrema, o podemos plantear que sean los historiadores quienes expongan y transcriban la verdad, pero no la que quieren imponer los victimarios o los que amparaban o justificaban de alguna forma el terror sobre lo que ocurrió.

En este sentido habría que analizar y consensuar además el cómo trasladar la historia sin distorsión y que  quién exponga ese relato, lo haga sin ese perverso intervencionismo político que se intuye en lo planteado por el Gobierno vasco (luego comentaré brevemente sobre la oportunidad o imparcialidad de quien tiene que trasladarlo a los jóvenes que no son otros que los docentes). Todo lo contrario de lo que ha hecho el Gobierno vasco. Primero, porque ha intervenido y segundo,  y lo más grave, porque no ha contado con la participación de las víctimas, al menos con la mayoría.

Educar en valores, entiendo que humanos, ya de por sí,  resulta complejo. Y es que contrarrestar a día de hoy la cultura de la imagen, del mensaje corto y de la falta de rigor en la comunicación, resulta titánico. Hablar en las aulas en el plano de lo ético, pese a ser un paradigma de comportamiento, debe hacerse desde la ausencia política. El educar a los menores o a los jóvenes en los valores humanos sobrepasa cualquier barrera cultural, porque establece las acciones básicas de las personas con el objetivo de generar y destacar como un principio fundamental de unión social, el bienestar individual.

Esto es quizás un plano teórico-político, un plano muy inferior de lo que significa el  respeto material a la vida, a la libertad de pensamiento, de opinión, de residencia, unos mínimos que aquí durante todo ese tiempo se han vulnerado de forma sistemática dentro de un Estado democrático de derecho avanzado, no porque lo digamos las victimas, sino los estudios internacionales sobre protección y amparo en los Estados democráticos.

Una duda, a mi juicio razonable, sería el preguntarse ¿por qué tenemos que educar en valores, cuando esos valores humanos, de respeto fundamental, debieran de estar ya insertados en el modelo social e individual?. Transcienden a la ley y están por encima de cualquier positivización de la misma.

 

Estamos de acuerdo que los valores humanos están muy por encima o al menos en planos distintos de la política, y que la verdad, no puede y no debe estar contaminada por el debate político, en muchos casos despreciables, en cualquiera de sus dimensiones. Podemos compartir o no y debatir si la educación en las escuelas puede ser un medio adecuado para enseñar y cultivar los valores humanos, pero ante esta premisa, me surgen unas preguntas, ¿Quién realiza el programa que debe de enseñarse? ¿Quién es el responsable de enseñar en valores? ¿Están los gobiernos liberados de ideología en este asunto? ¿Y los docentes, lo están? ¿Serán capaces de enseñar algo que remueve conciencias y emociones libremente para discernir?, ¿serán capaces de disertar sobre lo ocurrido conforme a la ética cuando la ideología predominante manipula o pretende manipular la verdad? ¿Podrá un docente que ideológicamente se sitúe en la izquierda nacionalista y/o que quizás ni siquiera haya condenado los asesinatos o secuestros de ETA, impartir lecciones de ética o sobre valores humanos?. Yo sinceramente, y perdonen aquellos docentes, que son muchos, especialmente aquellos que han luchado y pagado con su vida, con la libertad o con el exilio, creo que de momento no.

Lo triste es que antes de llegar a analizar y valorar esta premisa que acabo de explicar, el Gobierno vasco ya ha tomado una decisión sin consenso alguno, en algo tan cercano y tan fundamental como es explicar la dictadura del terror de ETA, su proyecto totalitario y sus consecuencias.

Entre los materiales con que se ha realizado esta Unidad, se encuentran cinco vídeos de más o menos 20 minutos, extractos del programa de la televisión autonómica vasca “LAS HUELLAS PERDIDAS”, que recogen seis testimonios de víctimas de ETA, seis testimonios  de ex miembros de ETA, los testimonios de dos familiares de presos de la organización terrorista, dos declaraciones de dos víctimas de abusos policiales, el testimonio de un víctima de los GAL, y, las opiniones del Lendakari Iñigo Urkullu y la de sus antecesores Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarrretxe, la de dos políticos del PNV, dos de Sortu, dos de Aralar uno de EA, tres socialistas y dos del Partido Popular.

Cada capítulo trata de dar una idea de lo acontecido en una década, comenzando en los 60 y terminando con la declaración de ETA del final de la lucha armada.

La orientación política de la mayoría de los participantes, no es tema menor, y es que lo necesitan para amparar y justificar su liturgia nacionalista con un discurso político sobre el origen de la violencia y su continuidad.

El comienzo de los videos en los años 60 (franquismo) no es un dato puramente cronológico, sino escogido para esa justificación, pero la realidad es que ETA mató mucha más gente en el periodo democrático que durante la dictadura, en la que se justifica para su origen, y no solo lo hacen los terroristas, sino algunos partidos políticos de vieja y de nueva creación.

Tengan los siguientes datos en cuenta, porque desmonta el que ETA es una organización que  luchaba contra el franquismo: durante el franquismo ETA asesino a 44 personas, durante la transición (1975-1982) el terrorismo nacionalista asesinó a 361 personas de las cuales 332 fueron por ETA, total 829 muertos en la era democrática, y solo hablamos de muertos.

ETA en realidad se justifica, como todo el nacionalismo, en algo más extemporáneo, su génesis ya no es el franquismo sino algo que se pierde en el origen de los tiempos. En el año 2006 ETA dice lo siguiente a través de un comunicado:

Conocer el pasado es necesario para comprender el presente y aspirar a un futuro mejor. El conflicto no arranca con el nacimiento de ETA en las postrimeras del franquismo. Ni siquiera cómo consecuencia del alzamiento fascista del 36 o posteriores masacres cómo la del bombardeo de Gernika por parte de las tropas fascistas. Se trata de un conflicto histórico, en el que el más poderoso, tras atacar y ocupar militarmente el territorio vasco, ha tratado por todos los medios de engullir y asimilar social, cultural y políticamente al menos poderoso.”

Si se dan cuenta lo que hace ETA y en lo que coincide con  parte de lo que se transmite en esos videos, es que ETA surge porque Euskadi necesita que se salve al pueblo originario, al mítico pueblo vasco, de los dos opresores seculares que le rodean por norte y sur.

El contenido de estos vídeos, tomados para la realización de la Unidad Didáctica HERENEGUN, permítanme que haga una crítica al Secretario General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación Jonan Fernández,  por querer trasladarlo a las aulas del País Vasco, sin la colaboración de las Asociaciones de Víctimas del Terrorismo.

Colaboración que el siete de Julio del presente, en la mesa del Consejo Vasco de Participación, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, ofreció al Secretario General de Derechos Humanos y Convivencia Jonan Fernández, los videos que la AVT  posee con testimonios de víctimas del terrorismo de ETA y  GRAPO, para que lo trasladara al equipo que ha elaborado la unidad didáctica.

 Rehusando a dicho ofrecimiento.

Pido que se  reflexione sobre si verdaderamente lo que van a enseñar en las aulas, se corresponde con unos mínimos con respecto a lo que significa el respeto democrático hacia el otro.

Pido que se reflexione si se corresponde con ese valor universal, que es el de la verdad y en este caso,  el de no vulnerar el honor y la dignidad de las Víctimas del Terrorismo.

Diré que los dos primeros vídeos de la Unidad Didáctica, corresponden con la época del franquismo, estos vienen a justificar la creación de ETA como respuesta al franquismo, y muestran a ETA como el principal agente social que hizo frente a la dictadura.

Los siguientes vídeos,  corresponden al periodo de la democracia, relatan la idea de que a pesar de que ETA sigue atentando, se justifica como una reacción a la represión policial, como una reacción a las detenciones, torturas, abuso policial, así como, una reacción a la represión a la sociedad vasca, mezclando continuamente referencias a víctimas del terrorismo con víctimas de la tortura y violencia policial.

Esto es una manipulación que busca en todo momento la justificación de ETA, primero, justificando su existencia como oposición al franquismo y segundo, relacionando su actuación en todo momento con detenciones, torturas y violencia policial.

Esta Unidad Didáctica, aunque explícitamente no habla de CONFLICTO, cuenta la historia de tal manera, que implícitamente es fácil extraer que hubo dos bandos, con víctimas de ambos lados. Falseándose la realidad de la historia.

 ETA ASESINÓ SIN OPOSICIÓN.

ETA fue una organización terrorista que quiso imponer sus ideas asesinando, secuestrando, extorsionando y haciendo el mayor daño posible a la sociedad, por lo cual, no debemos permitir el blanqueamiento de su actividad terrorista, como se nos quiere dar a entender en esta Unidad Didáctica.

El terrorismo es un crimen de origen político, étnico o religioso, mucho más condenable que el crimen común, guiado éste por instintos pasionales, antropológicos y en muchos caso sin premeditación. Y es más condenable porque es premeditado, deshumaniza a la víctima y la despoja de sus derechos fundamentales incluido el de la vida.

 En Euskadi la motivación del crimen fue el de querer implantar un régimen étnico totalitario, esto no lo digo yo, esto lo recoge el informe Foronda encargado por del Gobierno Vasco y que ha decidido no dar salida o publicidad porque en él se desmonta buena parte de lo que el mundo nacionalista ha querido trasladar a la sociedad, donde los “disidentes no nacionalistas” no tenían cabida en ese proyecto, donde los NO nacionalistas  con alguna excepción, era la víctima que se la identificaba con una identidad o pensamiento diferente al nacionalista.

Esta Unidad Didáctica es de parte, ya que se sustenta sobre los testimonios en primera persona de 50 protagonistas, siete son Víctimas del Terrorismo de ETA, de la cuales una de ellas no habla como Víctima del Terrorismo sino como periodista, refiriéndose a la época del franquismo, y, las otras seis víctimas muy bien seleccionadas por la Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, siendo las más cercanas  a la postura del Gobierno Vasco y se obvia a las más combativas. Lo que destacan de su testimonio, no es cómo vivieron el atentado terrorista,  sino ponen el foco en el perdón, la mayoría han participado en los encuentros restaurativos con los terroristas responsables de su atentado, por lo tanto, en vez de centrarse en el dolor de la víctima, en las consecuencias que los atentados tienen para las víctimas, recogen una imagen que es muy minoritaria en el Colectivo de las Víctimas del terrorismo.

El hecho de tener que explicar que matar o no respetar al prójimo es malo, es un fracaso social. Las Víctimas somos la consecuencia y la muestra más dramática de ese fracaso y no estamos y no nos sentimos representadas en ese “RELATO” que quieren imponer.

Quiero resaltar que esta Unidad Didáctica NO ES NEUTRAL, no cuenta con ningún testimonio de ningún familiar de la Guardia Civil, de la Policía Nacional o del Ejército.

Preguntándome, ¿Cómo puede ser esto?, considerando que las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado, fueron los más castigados por la sinrazón terrorista, ya que desde el 1960 al 2009, suman  496 asesinados de un total de 852, sin contar con el último atentado mortal en marzo de 2010, cuando en territorio francés ETA asesinó a un Gendarme.

Por lo tanto, lo que se pretende es adoctrinar y  no se puede adoctrinar a los niños en las aulas vascas, manipulando el relato de la violencia ejercida por ETA. Esa unidad didáctica busca la justificación del nacimiento y existencia de ETA y el blanqueamiento de su actividad terrorista.

El relato contra ETA tiene que ser diáfano, claro y contundente.

No se puede adoctrinar a los niños, generalizando que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, es una policía represiva, que es lo que recogen estos vídeos “COMO REPRESIÓN POLICIAL” confundiendo intencionadamente represión con el ejercicio del uso legítimo de la violencia que posee el Estado y nadie más.

El relato de la historia del terrorismo para enseñarlo en las aulas, tiene que ser OBJETIVO, que estudie  la verdad de los crímenes cometidos por ETA, que se estudie que no hubo ninguna guerra, que no hubo dos bandos, que fueron unos terroristas los que mataron a Víctimas inocentes.

Que ETA fue una organización que combatió al Estado Democrático y esto es incontestable e injustificable.

Creo que si llegamos a la conclusión que es necesario que se estudie la Historia del Terrorismo en España en las aulas, debe de ser en una Unidad Didáctica que recoja la verdad de lo que ocurrió, ésta tiene que recoger con claridad la existencia de víctimas y terroristas,  y diferenciar  quien ha sufrido el daño y  quien lo ha causado.

Que se elaboren nuevos materiales en los que la idea principal sea que no hay ni ha habido justificación alguna del terrorismo en general y en particular el de ETA.

Que no hay justificación alguna que avale la vulneración de Derechos Humanos para conseguir fines políticos, y que fue el Estado de Derecho, a través de la aplicación de la Ley y la acción de la justicia la que se impuso a los terroristas y derrotó a ETA.

En definitiva, apliquemos las palabras del Premio Nobel de la Paz MALALA YOUSAFZAI, que recogían que:

“La mejor manera de luchar contra el terrorismo es enseñar y educar a las generaciones futuras.”

Para concluir, pido la retirada de la UNIDAD DIDÁCTICA “Herenegun”, por tener una visión partidista y sesgada de lo acontecido, que alimenta la falsa teoría del conflicto e intenta justificar las acciones asesinas de ETA, cuando la verdad es que en estos 50 años, en España, los terroristas de ETA han asesinado a 853 personas.

Muchas gracias.

Asociación Víctimas del Terrorismo - Camino Vinateros, 51 - 28030 Madrid - Tel. 91 594 07 99