lucha contra
el terrorismo
Colabora
Los etarras salen de vacaciones

Los etarras salen de vacaciones

16-07-2014

Como cada año por estas fechas, con la llegada de los meses de verano, las víctimas asisten a la salida masiva de etarras de las cárceles españolas para disfrutar de los suyos. Permisos penitenciarios a los etarras más sanguinarios que llegan curiosamente en los meses en los que los ciudadanos aprovechan para descansar y prestan menos atención a los medios de comunicación. Se trata de una artimaña para tratar de desviar la atención y que obtengan la menor notoriedad posible.

Estos son los últimos permisos penitenciarios de los que hemos tenido conocimiento hoy mismo:

Pedro Picabea Ugalde, asesinó a 24 personas y secuestró a otras dos. Ahora, el juzgado de Vigilancia Penitenciaria le autoriza un permiso de 18 días para que disfrute de los suyos.

Jesús García Corporales, participó en varios atentados terroristas en los que se asesinaron a 14 personas. Ahora disfrutará de 18 días de vacaciones con los suyos.

Luis María Carrasco Asenguinolaza asesinó al Director Financiero de un periódico en 2001. Ahora, pasará 6 días fuera de prisión con los suyos.

La lista de los etarras que han disfrutado o disfrutarán en las próximas semanas de permisos penitenciarios es interminable: Valentín Lasarte, Aitor Bores o Caride Simón son algunos de ellos. Estos etarras, supuestamente desvinculados de ETA y acogidos a la Vía Nanclares son premiados por nuestra justicia con salidas de prisión que, desde nuestras instituciones, intentan que pasen desapercibidas. Estos terroristas piden perdón mediante la firma de cartas genéricas que les facilitan sus abogados y dicen que se arrepienten pero no colaboran con la justicia. Acuden a los juicios para ofrecer su testimonio pero casualmente nunca recuerdan ninguna información que pueda ayudar a esclarecer los más de 300 asesinatos que a día de hoy, continúan sin resolver. Las más que supuestas buenas intenciones de estos terroristas se ven empañadas por el hecho de venir acompañadas de recompensas penitenciarias, en forma de permisos de salida, restándoles credibilidad y levantando sospechas sobre su verdadera intencionalidad.

A pesar del trágico panorama que esperamos durante las próximas semanas, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) teme que el verano traiga un nuevo Bolinaga con la posible puesta en libertad del etarra Gorgorza Otaegi. Este miembro de ETA, supuestamente enfermo, sufre una "grave enfermedad": ansiedad y un trastorno obsesivo compulsivo. El Ministerio del Interior decidió acercarle a una cárcel de País Vasco por su enfermedad y ahora los suyos reclaman su puesta en libertad. En una situación similar, se encuentra el etarra Ibon Iparaguirre, al que el Parlamento Vasco ha apoyado públicamente hace unas semanas pidiendo su liberación y al que le queda por cumplir una condena de 299 años por la explosión de un coche-bomba en Ondarroa (Bizkaia) ocurrido en septiembre de 2008.

Desde la AVT vemos cómo se suceden las concesiones a etarras para que disfruten de unas vacaciones de verano con los suyos. Mientras ellos se pasean libremente por las calles, las víctimas recaen, las víctimas no pueden irse de vacaciones, a las víctimas sólo les queda el consuelo de llorarles en sus tumbas.

Asociación Víctimas del Terrorismo - Camino Vinateros, 51 - 28030 Madrid - Tel. 91 594 07 99