lucha contra
el terrorismo
Colabora

Siguiendo el ejemplo de mi madre

Carlos Martín Posadillo, Delegado de AVT en Aragón.     03-11-2016

Estimados asociados y amigos, soy Carlos Martín-Posadillo Franco recientemente nombrado delegado de Aragón de la AVT. Algunos ya me conocéis y para otros soy nuevo, aunque ya llevo unos años de asociado y vinculado a esta nuestra querida asociación.

A petición de mi amigo y presidente, D. Alfonso Sánchez, he aceptado el cargo con la intención de poder estar a la altura de todos los que me han precedido, algo que me han puesto realmente difícil. Con la intención de dedicar mi poco tiempo disponible que mi profesión me permita, intentaré estar a la altura que os merecéis. Sé que es una labor sorda y poco valorada aunque muy agradecida, y lo digo con conocimiento de causa ya que mi madre, Maribel Franco, fue delegada durante más de 15 años.

Fueron los años del principio, los más duros y los que más sacrificio y dedicación requerían. Pudimos ser testigos de su constante presencia en los medios de comunicación para valorar y defender nuestra postura frente al terrorismo y la barbarie, principalmente de ETA y del GRAPO. Se trataba de ser oídos y no olvidados, de estar presentes defendiendo nuestros derechos. Y doy fe de que lo consiguieron.

Recuerdo con cariño cómo se organizaba el grupo de la AVT para acudir a la ofrenda a la Virgen del Pilar todos ataviados con los trajes regionales y en perfecto estado de revista. Y cómo se me encogía el alma cuando todos los grupos precedentes se hacían a un lado abriendo un pasillo de honor para dejarnos paso para depositar las flores ante el altar montado en la plaza para rendir culto a nuestra patrona, ante miles de espectadores, orgullosos, con la pancarta de la AVT y la cabeza muy alta.

También recuerdo las caras de aquellos chiquillos, hoy ya hombres y mujeres de provecho, que pasaban a recoger los regalos que los Reyes Magos habían dejado para ellos. Eran caras de alegría y risas entre tanto recuerdo triste por las ausencias de los nuestros en fechas tan señaladas. Cuántos viajes a Madrid, cuántas visitas a las autoridades, cuántas solicitudes a empresas y bancos para que hicieran alguna donación para cubrir necesidades. Ese ha sido el ejemplo que mi madre nos ha dado a mis hermanos y a mí: trabajo y constancia.

Hace unos meses fue el aniversario del asesinato de mi padre, José María Martín-Posadillo, y de su compañero Julio Baragua, que un 19 de Julio de 1989 fueron ametrallados pon un comando de ETA encabezado por Enric Parrot, un día triste que a todos vosotros también os toca revivir cada año. Y cada año evoca en mi memoria como un día nos lo arrebataron un grupo de descerebrados. A mí no me sale otro calificativo más suave para describirlos.

Cada 19 de julio me hace recordar el temor que tenía tras el atentado a como iba a afectar a mi madre tan terrible acontecimiento. Para mi sorpresa lo afrontó con entereza, siendo todo un ejemplo para nosotros, que andábamos hundidos en el ánimo y en el “ánima”. Eran días muy duros que solo una mujer fuerte y entregada como ella supo afrontar con gallardía y aplomo para sacarnos adelante siendo todo un ejemplo. Por ello, permitirme darle un “gracias mamá” que hago extensivo a todas las que han tenido que pasar por el mismo amargo trago, por la dignidad con que lo han afrontado.

No soy hombre de letras y no es un don que yo tenga, pero trataremos de hacerlo lo mejor que se pueda. Pido de antemano perdón por lo errores que a buen seguro cometeré, y disculpas a mi familia por el tiempo que les voy a robar. Sé que cuento con el apoyo y colaboración de todos, e iremos echando mano para cubrir las necesidades de la asociación, así me lo habéis transmitido y sé con seguridad  que allí estaréis. Sois gente con valores y dedicación por los demás.

Por último, mi deseo de corazón de que no tengamos que acoger a nuevos asociados, dado el cariz que esta tomando en nuestra vieja Europa la sinrazón de unos desalmados que viven en el pasado y no han sabido evolucionar. Me refiero a la mal llamada “lucha yihadista”. Como pasaba con ETA, nadie está en lucha con ellos, pero me temo que eso no les va a hacer cambiar.  

Quedo a vuestra entera disposición para todo cuanto preciséis. Reciban un cordial saludo.

Asociación Víctimas del Terrorismo - Camino Vinateros, 51 - 28030 Madrid - Tel. 91 594 07 99