Noticia

El 53% de los presos de ETA se encuentran en prisiones de la mitad norte de España

ACTUALIDAD - 02-10-2020

El 53% de los presos de ETA se encuentran en prisiones de la mitad norte de España

Como cada viernes alrededor de las 13h, en la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) hemos recibido el ya temido correo electrónico en el que se nos informa de los nuevos acercamientos de presos etarras a cárceles cercanas al País Vasco. Como se puede comprobar, nada ha cambiado a pesar de haber pedido al Secretario General de Instituciones Penitenciarias que se nos avisara con más tiempo para poder ponernos en contacto con las víctimas de los terroristas que iban a acercar. Y por supuesto, seguimos sin ver que tal y como se nos aseguró: “no existe una estrategia general de derogación de la dispersión. Que cada decisión que se ha tomado responde al análisis de cada caso, todo conforme a la legalidad penitenciaria”. Una semana más queda demostrada la derogación de facto de la política de dispersión.

Con estos traslados son ya 74 los presos de ETA que se han visto beneficiados por los acercamientos de este Gobierno, que parece tener mucha prisa por cambiar presos por presupuestos, pues esta vez, ha acercado presos con delitos de sangre desde la prisión del Puerto de Santa María hasta la de Burgos.

Hoy viernes 2 de octubre de 2020 los presos que han visto mejorada su situación penitenciaria sin haber colaborado con la Justicia, gesto inequívoco de arrepentimiento, utilizando simplemente la fórmula de asumir la legalidad penitenciaria como "método de lucha para vaciar las cárceles", han sido: Roberto Lebrero Panizo, Javier Zabalo Beitia, Arkaitz Agote Cillero, Javier Atristain Gorosabel, Jon Zubiaurre Aguirre y Liher Aretxabaleta Rodríguez.

Roberto Lebrero Panizo será trasladado del Centro Penitenciario Sevilla II a la prisión de Burgos. Miembro del comando Araba, fue condenado a 71 años de prisión por la colocación de 3 bombas en la discoteca Universal de la localidad navarra de Lacuntza en 2001, y delitos de estragos, incendios, tenencia de explosivos y colaboración con banda armada. Cumple una condena de 25 años. Se ha aprobado aplicarle "el principio de flexibilidad del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario" a su clasificación en primer grado y trasladarle a al centro penitenciario de Burgos, “próximo a su vinculación familiar”. Cumplió las 3/4 partes de la condena en julio de 2020.

Javier Zabalo Beitia será trasladado del Centro Penitenciario Puerto I, en Cádiz, al Centro Penitenciario de Valladolid. Tiene una condena de nada más y nada menos que 72 años, 7 meses y 30 días por el intento de asesinato de un concejal del PSE en 2001 y los delitos de estragos, la colocación de un coche bomba en el aeropuerto de Málaga en julio de 2001 que no llegó a explotar, incendio, tenencia de explosivos y de armas prohibidas. A él también se ha resuelto aplicarle el artículo 100.2 a su clasificación en primer grado. Cumplirá las 3/4 partes de la pena en julio de 2028.

Arkaitz Agote Cillero pasará del Centro Penitenciario de Albolote, en Granada, a la prisión cántabra de El Dueso. Cumple una condena de 25 años por estragos, colaboración con banda armada y tenencia de explosivos. Mantiene su clasificación en segundo grado, pero también será trasladado a un "centro cercano a su entorno familiar". Cumplirá las 3/4 partes de la condena en diciembre de 2025.

Javier Atristain Gorosabel será trasladado del Centro Penitenciario de Soria al Centro Penitenciario de San Sebastián. Cumple una condena de 17 años por asociación ilícita y depósito de armas. Este terrorista ya había sido acercado a Soria en el 2019 y ahora se le acerca a un centro penitenciario del País Vasco sin justificación alguna. Cumplirá las 3/4 partes de la condena en enero de 2024.

Jon Zibuaurre Aguirre será trasladado del Centro Penitenciario de Puerto I, en Cádiz, a la prisión de Burgos. Fue condenado en 2003 por la Audiencia Nacional a 97 años de prisión como responsable del asesinato de Iñaki Totorika Vega el 9 de marzo de 2001. Cumplirá las 3/4 partes de la pena en septiembre de 2023.

Liher Aretxabaleta será trasladado del Centro Penitenciario Ocaña I, en Toledo, al Centro Penitenciario de Burgos. Fue condenado por la Audiencia Nacional en 2017 a 535 años de prisión como autor de un atentado con una furgoneta bomba en distrito madrileño de San Blas el 25 de mayo de 2005 que hirió a 45 personas, de las cuales, 14 de ellas eran policías. Cumplirá las 3/4 partes de la condena en julio de 2046.

Como puede comprobarse, estos presos tienen bastantes años de condena pendientes por cumplir. Además, es también bastante llamativo, cómo ha empezado a haber movimiento ya para acercar a los presos internos en el Centro Penitenciario Puerto I, en Cádiz.

Desde la AVT seguimos reivindicando que se siga exigiendo el requisito de colaboración con la Justicia como señal de verdadero arrepentimiento para mejorar en su situación penitenciaria. Y tampoco queremos dejar de recordar que, estos movimientos podrán ser legales, faltaría más, pero tienen un efecto muy negativo en las víctimas del terrorismo, cosa que constatamos cada vez que uno/a de los/as profesionales del departamento psicosocial, procede a comunicarlas.